Darío Messer fue detenido en Brasil a más de un año de estar prófugo


Darío Messer, prófugo por lavado de dinero, finalmente fue detenido por la Policía Federal de Río. Se trata del “hermano del alma” del expresidente Horacio Cartes sobre quien pesaba una orden de captura internacional desde mayo de 2018.

El brasileño, acusado por lavado de dinero y por estar involucrado en el caso Lava Jato, estaba prófugo de la Justicia desde el 3 de mayo de 2017. Tenía orden de captura con código rojo de la Interpol, oficina que avisó al Ministerio del Interior del Paraguay que se dio su captura ayer alrededor de las 16:40 (hora brasileña), en el exclusivo barrio Los Jardines de São Paulo.
En el Paraguay es conocido como el “hermano del alma” de Horacio Cartes, y sus delitos se dieron a conocer por sus monumentales operaciones de lavado de dinero. Sus propiedades actualmente están en posesión de la Secretaría de Prevención de Lavado de dinero y Activos (Seprelad).

“El viceministro de la Policía brasileña confirmó que se movía de un lugar a otro. Ya detenido, se pudo confirmar, efectivamente, la información original”, expresó el ministro del Interior Juan Ernesto Villamayor.
Algunas versiones indican que Messer tenía una nueva pareja, y eso le habría hecho cometer aparentemente algunos errores, pero esta versión extraoficial no fue confirmada por las autoridades oficiales.

“No podemos determinar eso. Sí teníamos algunos datos a nivel internacional de parte de la Policía Federal Brasileña, que arrancó con una serie de seguimientos. Teníamos que sostener lo que se estaba verificando. El operativo comenzó hace 90 días”, señaló Villamayor.
El ministro relató que pocos minutos después del operativo, la Policía Federal informó al Ministerio del Interior que se había detenido al cambista brasileño, obteniendo así el resultado que esperaban, y que se encontraba en una zona muy exclusiva de São Paulo.

La información ya fue confirmada por la Dirección de Comunicación de la Policía Federal Brasileña.

Según Villamayor, el paquete de información de inteligencia recabado por Paraguay fue entregado a la Policía brasileña y hace 90 días se inició el operativo, que hoy derivó en el resultado.
La Fiscalía también llamó a una conferencia de ayer a la tarde e informó que Messer no será traído a Paraguay, pues Brasil no extradita a sus connacionales.

Facebook Comentarios