Caso Terminal: pifian los procesos judiciales y recurren a la violencia

Los asesores jurídicos de la Municipalidad de Ciudad del Este cometieron graves errores en los procesos de la recuperación de la administración de la Terminal de Ómnibus. Como tuvieron varios revés judiciales recurrieron a la violencia.
El conflicto judicial por la administración de la Terminal de Ómnibus se inició cuando el intendente Miguel Prieto firmó una resolución, de fecha 18 de julio de 2019 mediante el cual dispuso la recuperación la administración, que estaba a cargo de la empresa Ita Paraná, representada por Benigno Villasanti Kulman.

El jefe comunal alegó incumplimiento del contrato de concesión firmada en el 2013, debido a las malas condiciones de salubridad e higiene que se hizo constar en un informe del Departamento de Salubridad e Higiene.

El abogado Diego Bertolucci, uno de los asesores legales de Itá Paraná cuestionó que el intendente de Prieto haya tomado la administración de la Terminal de Ómnibus sin tener en cuenta las formas recesión del contrato que se estipula en su cláusula 23. Allí se establece que primero se debe tratar de conciliar a las partes y si no hubiere posibilidad de acuerdo, el segundo paso es pasar a un arbitraje. “Sin embargo, el señor intendente pisó el contrato, saltó por encima de la ley y tomó por la fuerza la administración acompañado por una turba rentada. Sorprendió a propios y extraños, rompió puertas, cometió abuso de poder y de propiedad privada porque por si bien está un terreno municipal, allí están oficinas privadas”, expresó.

Con este hecho se inició una contienda judicial. La firma Itá Paraná y el intendente Prieto recurrieron a un recurso de amparo. El primero para recuperar la administración y el segundo para mantenerla tras tomarla a la fuerza.

La juez penal de Garantías Teresita Cazal rechazó el amparo promovido por Prieto y en contra partida, la magistrada Nélida Alvarenga dio lugar a la acción de amparo a Ita Paraná SA y ordenó la devolución de la administración a la empresa concesionaria.

Igualmente, la juez Natalia Moreno Tottil rechazó la demanda de la Municipalidad para rescindir el contrato de concesión otorgado a Ita Paraná SA. La magistrada se declaró incompetente, considerando que se establece que la conciliación y el arbitraje son los medios para solucionar los conflictos en la concesión.

Hasta la fecha no se cumplió el recurso de amparo que favorece a Itá Paraná y los representante de esta firma responsabilizan a la Policía Nacional por no hacer cumplir la orden judicial. Cuando la comitiva de abogados y el oficial de justicia fueron para hacer cumplir la orden judicial fueron recibido por una turba de seguidores del jefe comunal y agredieron físicamente a dos abogados.

La turba estaba encabezada por Prieto, quien dijo que no iba acatar la orden judicial. “Parece que este señor habiendo estudiado derecho cree que su capricho es ley. Acá se declaró tierra de nadie y un terreno abierto al delito impune del intendente y su gavilla”, dijo al respecto Bertolucci.

Denunciarán a los asesores jurídicos
Los representantes de la firma Ita Paraná que mantienen un litigio judicial con la Municipalidad de Ciudad del Este por la administración de la Terminal de ómnibus denunciaron a los asesores de la comuna y al intendente ante el Ministerio Público, por lo que consideran “un atropello” en contra de la firma.

Igualmente dijeron que denunciarán a los abogados Ricardo Romero Fatecha y Nidia Silvero de Prieto ante la Corte Suprema de Justicia, por mala praxis en el ejercicio de la profesión. Esta última es docente en la Universidad Nacional del Este, donde también sería denunciada. La misma había tratado de ignorante a sus colegas durante los procedimientos pero ella misma pasó por alto las formas de rescisión establecidas en el contrato.
“Estamos pidiendo que sea despojada de su calidad de docente. No puede una persona de esta calaña, sin la altura moral ni ética”, dijo por la abogada Silvero.

Facebook Comentarios