Sinvergüenzas

El Ministerio de Hacienda suspendió a tres municipios de Alto Paraná de recibir transferencia de Fonacide y Royalties, en los primeros siete meses de este año. Los distritos afectados son: Ciudad del Este, administrado por Miguel Prieto (MCDE); Presidente Franco, a cargo de Roque Godoy (PLRA); y Ñacunday, administrado por Everaldo Devitte (UNACE).

Entre las causales figuran irregularidades administrativas y falta de rendición de cuentas, pues uno de los principales requisitos para acceder a los recursos es presentar el informe de gastos a la Contraloría General de la República
Estos fondos son de suma importancia para cualquier municipio, debido al mal estado de escuelas y las falencias en infraestructuras como obras viales. Lastimosamente la irresponsabilidad de autoridades priva estas ciudades a ofrecer mejores condiciones a sus habitantes.

En cuanto al Fonacide responsables tanto los intendentes, por no asegurar la correcta ejecución de estos fondos que muchas veces van a parar en manos de empresas de correligionarios y seguidores. También son responsable los concejales municipales, pues evidencia que no cumplieron su rol de contralor del ejecutivo municipal. Igualmente, se debe mencionar a docentes, directores y padres de familia, pues deben ser los primeros interesados de que estos recursos sean bien utilizados. Todos demuestran una total indolencia hacia un problema tan sensible como la educación.

Por otro lado, instituciones como la Controlaría General de la República también muestran sus fallas, pues de la creación de estos fondos nunca realizaron un seguimiento adecuado para asegurar la correcta utilización de los recursos. Incluso se detectaron casos de municipio de otros departamentos que seguían recibiendo los recursos en este 2019, sin que hayan rendido cuentas de los millonarios montos que se les transfirió en el 2018.

Hasta ahora, los recursos de Fonacide y Royalties han servido mayormente para enriquecer a jefes comunales y su entorno. Los casos de malos manejos denunciados ante el Ministerio Público mayormente no avanzan y gracias a esta impunidad se sigue robando abiertamente los fondos.
Como se verá existe una irresponsabilidad colectiva que ha contribuido a que multimillonarios recursos que podrían cambiar la historia del país, hayan caído en manos de sinvergüenzas, quienes sin pudor ser robaron el futuro de los niños y de la república.

Facebook Comentarios