Bajón económico

Bajón económico


La situación de la economía a nivel país no es nada alentadora, y la recesión se siente con una mayor fuerza desde que se instaló la crisis política en torno al polémico tratado de Itaipú que desencadenó en la amenaza del juicio político al presidente, Mario Abdo Benítez, y al vicepresidente, Hugo Velázquez.

Con la caída del 14% del peso argentino, la situación tiende a empeorar aún más. El exministro de Hacienda César Barreto advirtió que esto tendrá impacto en la economía nacional.

Lastimosamente, la economía nacional siempre está dependiendo en gran medida de los países vecinos. Siempre estamos supeditados a lo que ocurre al otro lado de la frontera y no se busca fortalecer las inversiones locales para romper esa dependencia.

Es más, el crecimiento económico que mostró Paraguay en los últimos tiempos no fue precisamente por méritos propios, sino por desaciertos catastróficos en Brasil y Argentina que acabaron beneficiándonos.

Al parecer, las sucesivas fallas de autoridades públicas, por su falta de política económica a largo plazo, falta de capacidad técnica en las previsiones y medidas adecuadas para mitigar los impactos, no sirvieron para aprender de los errores.

Las equivocaciones e improvisaciones no son propias de las autoridades públicas, sino también del sector privado. En Ciudad del Este, por ejemplo, durante todo el mes de junio se realizaron sucesivas reuniones, precisamente para buscar alguna alternativa para la reactivación económica. Sin embargo, no hubo mayores resultados, debido la falta de unidad entre las propias autoridades locales, además de los empresarios.

Se va a necesitar mucho más que reuniones cada vez que las papas quemen para enfrentar una bajón económico de la magnitud del que está atravesando el Paraguay.
Es necesario ajustarse a los nuevos tiempos, observar cuáles son los modelos económicos que fracasaron y cuáles funcionan para así implementar el que más convenga al país.
Esto implica mucha madurez a la hora de tomar decisiones políticas, pues va más allá de los que están en el poder y del color de la bandera que llevaron en el cargo. Pasa por hacer prevalecer de una vez por todas los intereses del país y sus habitantes por sobre cualquier ideología barata que se pueda presentar como la gran solución sin tener garantía alguna de que realmente sea la más conveniente.

Lea también

Foto de 'Barrer la justicia en Alto Paraná'
Foto de '¡¡¡Hasta pronto!!!'
Foto de 'Terquedad'
Foto de 'Crimen organizado'

Comentarios