Abdo se escuda en los seccionaleros con cargo

Con banderas coloradas, pañoletas y remeras con expresiones de apoyo al presidente Mario Abdo, miles de colorados coparon, ayer, la Plaza de la Democracia y los espacios públicos adyacentes para rechazar el juicio político contra el mandatario.
Los manifestantes eran en su gran mayoría funcionarios públicos raboneros que dejaron sus puestos de trabajo para ir a gritar hurras y loas al oficialismo.

Las oficinas públicas en diversos puntos del país se encontraban vacías y suspendieron la atención. Varios oradores en pleno centro de la capital del país, fustigaron a los gritos a los críticos al gobierno y se comprometieron a no entregar la conducción del país a un opositor, y mucho menos a un liberal.

Por su parte el mandatario se dirigió a sus seguidores con un efusivo y –por momentos– lacrimoso discurso.

En otro momento, criticó a quienes dijeron que los grupos de funcionarios se movilizaron arreados y afirmó que nadie acudió en esas condiciones.

“No conocen la madurez cívica de una sociedad paraguaya que cada día es más rigurosa; el pueblo paraguayo ejerce la libertad de defender lo que cree y eso están haciendo ustedes hoy. No vienen solamente por el Presidente, vienen a defender lo que el pueblo paraguayo ha conquistado en estos 30 años de proceso democrático”, expresó.

Igualmente garantizó que si existieron equivocaciones de su parte, nunca las cometió de mala fe. “Me pude haber equivocado en el pasado y como ser humano podemos seguir equivocándonos y pedimos perdón por los errores. Pero nunca lo he hecho de mala fe, defendiendo intereses personales por sobre los intereses de la República”, aseveró.

Se presentó luego como “un patriota que quiere defender la causa nacional”, aunque en conversaciones que intercambió con el expresidente de la ANDE Pedro Ferreira se evidenció lo contrario. En esos mensajes, le pedía a Ferreira “mantener el silencio y no polemizar”.

Pidió que su juicio político sea tratado “lo antes posible, para que vuelva la paz a la República”. Añadió que no tiene nada que temer y que enfrentará a la Justicia. Abdo sabe que no existen los votos suficientes para su juicio político.

Facebook Comentarios