¡Cerramos el telón de papel!

¡Cerramos el telón de papel!

En la escuela, en el colegio y en las distintas facultades, sin importar de dónde, uno siempre aprende teorías, un poco de historia y otros, pero donde uno termina por aprender en realidad siempre será en la práctica.

Algunos van por la vida esperando que aparezcan oportunidades donde tengan la posibilidad de “aprender” y otros las buscan.

Hoy dejo una de esas “oportunidades” que busqué y que encontré hace cuatro años. Donde aprendí a ser una profesional en el área periodística, donde encontré personas que me apoyaron y enseñaron mucho más que las miles de clases en la facultad. Claro, como en cualquier lugar pase por bajos pero también por altos, que marcarán mi vida por siempre.

Un lugar por el que grandes profesionales han pasado y que hoy se abre a un cambio dejando lo tradicional para dar paso a una nueva era.

Es un cambio y aunque parezca que eso no debería suponer ninguna dificultad, en este caso toca el corazón.

Esta es la última edición impresa del Diario Vanguardia, hoy apagamos las máquinas de impresión y nos despedidos de las 24 páginas que salen desde hace años tratando de contar siempre la verdad, los pesares y las alegrías que ocurren a diario en nuestro país.

Dejarán de circular esas páginas que dentro llevan informaciones que detrás tienen un sinfín de anécdotas de las distintas coberturas y en muchas ocasiones sentimientos, pues aunque la objetividad es uno de los pilares de esta profesión, en ocasiones gana la humanidad.

Cerramos el gran telón de papel con la satisfacción de haber sido parte de grandes cambios que se forjaron con nosotros de portavoces, de la caída de muchos corruptos y de haber acompañado en sus más grandes logros a escritores, músicos, deportistas y otros.

Hoy muchos decimos “hasta pronto” a esta empresa que nos abrió las puertas para crecer dentro de ella. Sin embargo, damos paso a otros que se encargarán de dejar en lo alto lo que por años se ha construido.

No es un adiós porque “Vanguardia” dejará lo tradicional pero seguirá por muchos años cerca de la gente y acompañando la lucha de muchos, ya no en un papel sino en las diferentes plataformas que ofrece la tecnología.
No es un adiós, porque muy pronto, más temprano que tarde, volveremos.

Natalia Olmedo

Lea también

Foto de 'Hasta la última gota  de tinta'
Foto de 'Malas noticias, corruptos'
Foto de 'Creímos que eran dos, había sido eran tres'
Foto de '“Piropos callejeros”'

Comentarios