Con logros y críticas en su 1° año

El gobernador de Alto Paraná Roberto González Vaesken (ANR) completa en la fecha un año de gestión con menos logros y más críticas (ver infografía).
González Vaesken llegó al sillón departamental con la promesa de denunciar los casos de corrupción y transparentar la Gobernación. Sin embargo, en poco tiempo se convirtió en el principal encubridor de sus antecesores Nelson Aguinagalde (ANR), Justo Zacarías (ANR) y Fernando Schuster (ANR).


El gobernador descubrió fuertes sospechas de sobrefacturación en merienda y almuerzo escolar durante la gestión de sus antecesores. Pero no presentó la denuncia en la Fiscalía.
Las escasas denuncias –con flojo argumento– de González Vaesken fueron dirigidas contra funcionarios de menor rango por supuestos pagos por obras inconclusas.
El primer año de gestión de González Vaesken fue marcado también por la falta de transparencia, ya que manejó con hermetismo la adjudicación de becas sin revelar la nómina, además; de ocultar a la ciudadanía las millonarias transferencias a comisiones vecinales.
No obstante, González Vaesken despertó confianza en los proveedores, que se presentaron en mayor número a las licitaciones que en gestiones anteriores. Esa competencia permitió la compra de merienda y almuerzo por mejor precio. El gobernador también dio espacio a sectores de la oposición.

Facebook Comentarios