Ningún juez quiere entender el caso de la terminal

Una serie de inhibiciones de jueces se produjo en el caso de la terminal de Ciudad del Este, cuya administración es disputada por la Municipalidad y la empresa Ita Paraná SA. El Tribunal de Apelaciones decidirá con quién magistrado quedará el expediente.
La jueza original Nélida Alvarenga se apartó del caso al alegar enemistad con Nidia Silvero de Prieto, asesora jurídica de la Municipalidad, a quien había denunciado por desacato. El expediente pasó a la jueza laboral Graciela Panza, quien también se excusó en la causa.
En un sorteo la jueza penal de Garantías N° 5 Cinthia Garcete fue designada. Sin embargo, Garcete impugnó la inhibición y sostuvo que la magistrada Alvarenga debe llevar el caso.
El expediente será remitido al Tribunal de Apelaciones, que definirá el juez que estudiará la causa.
La renuencia en atender el caso se debe al mediatización del conflicto y por temor a escraches ciudadanos.
La jueza Alvarenga había concedido un amparo a Ita Paraná SA, de Benigno Villasanti, para ordenar a la Municipalidad esteña, a cargo de Miguel Prieto, a devolver la administración de la terminal a la empresa concesionaria. Tras esa decisión, la magistrada fue escrachada en su domicilio.

El intendente Miguel Prieto se negó a cumplir la orden la judicial y fue denunciado por la jueza Alvarenga ante la Fiscalía por desacato.

Ita Paraná logró una ampliación de la concesión de la terminal en 2013 durante la gestión de la imputada Sandra McLeod y por un plazo de 10 años. La empresa transfiere solo el 20% de los ingresos como canon a la Municipalidad. El negocio mueve alrededor de un millón de dólares al año.

Facebook Comentarios