CDE: Imputan a un empleado infiel y a supuestos reducidores

CDE: Imputan a un empleado infiel y a supuestos reducidores

El fiscal Alicides Giménez Zorrilla imputó a un supuesto empleado infiel que se habría apropiado de lubricantes, repuestos y accesorios por más de 180 millones de guaraníes de la empresa en la cual trabajaba y de igual modo procesó a otros dos presuntos reducidores de los productos sustraídos.

El trabajador está identificado como Nelson Mora Núñez, quien soporta cargos por los supuestos hechos punibles de Lesión de Confianza, Producción de Documentos no Auténticos y Apropiación. Mientras, los que compraron ilegalmente las mercaderías fueron Julio Borja Britos y Milciades Gayoso Britos, quienes están imputados por supuesta Reducción.

Según la investigación, Mora Núñez se desempeñaba como vendedor externo de la firma Pluscar S.A., ubicada en en el kilómetro 4 de la avenida Monseñor Rodríguez de Ciudad del Este. La empresa dedica a la importación, representación, distribución y venta de lubricantes, repuestos y accesorios en general (cubiertas Goodyear y Aventus, lubricantes Kendall en tambores y diferentes tamaños, baterías Hannkook de diferentes amperes y rulemanes), según los datos.

El trabajo del empleado consistía en levantar pedidos de los clientes externos, facturar y remitir estas solicitudes al encargado del depósito, el señor Daniel Goiris. Éste, a su vez, se encargaba de seleccionar tales mercaderías y cargaba en una camioneta Hyundai H1 para su posterior entrega a los clientes por parte de Nelson Mora, quien también hacía el trabajo de conductor y a la vez entregador de los pedidos a sus clientes.

Entre los clientes mayoristas y calificado «A», se encuentra la constructora Acaray S.A., empresa que posee créditos dentro de la firma Pluscar, justamente por su categoría. Es por ello que Nelson Mora realizaba pedidos supuestamente a nombre de la referida firma, que al final resultaron ser falsos.

Aunque, el trabajador presentaba en su empresa facturas de recibido, firmadas supuestamente por los funcionarios de la constructora, Alejandro Aveiro, Nelson Ramírez y David Sánchez. Pero, esto resultaría imposible, considerando que las mercaderías nunca fueron recepcionadas en la firma en cuestión y mucho menos realizaron pedidos desde allí.

Los directivos de Pluscar S.A. recién se percataron de la situación cuando las facturas de créditos vencieron y reclamaron a la citada constructora el pago. Sin embargo, los responsables de esta firma negaron rotundamente la deuda.

A partir de allí comenzaron a investigar y pudieron descubrir mediante el seguimiento de GPS instalado en el vehículo, que 18 viajes fueron desviados hacia el kilómetro 9 Acaray, que luego se confirmó que se trataba de la vivienda de Milciades Gayoso, donde presumiblemente se bajaron las mercaderías.

Luego, el 22 de octubre de 2019, mediante informaciones recibidas, la Fiscalía allanó un local comercial denominado «Lubricantes Yani», ubicado en el barrio Mburucuyá, a 200 metros de la avenida Fortín Toledo, propiedad de Julio Borja Britos. Del lugar se pudo recuperar parte de los productos pertenecientes a la firma Pluscar. El dueño del negocio manifestó haber adquirido «a buen precio» y sin facturas legales de Milciades Gayoso, quien se habría encargado de distribuir en diferentes locales y empresas que utilizan o venden lubricantes.

En prosecución de la investigación, en fecha 25 de octubre, el fiscal Alcides Giménez también intervino el local denominado «Venta Lubricantes Quick Car», ubicado en la avenida República del Perú del barrio Don Bosco. En el lugar, la comitiva fue recibida por un encargado, quien manifestó que el negocio pertenecía a Milciades Gayoso Britos. Del lugar igualmente fueron recuperados productos pertenecientes Pluscar S.A.

Asimismo, el 5 de noviembre, la comitiva fiscal-policial allanó una vivienda, ubicada en el kilómetro 9, perteneciente a Milciades Gayoso Britos, donde presumiblemente fueron llevadas las mercaderías faltantes a la empresa denunciante.

Por tanto, conforme a la descripción realizada, el Ministerio Público considera que existen suficientes elementos para imputar a los ciudadanos Nelson Mora Núez, Julio Borja Brítez y Milciades Gayoso Britos.

Igualmente, el fiscal Alcides Giménez requirió como medida cautelar la prisión preventiva con suspensión de la ejecución de la misma. Fundamentó la petición en la existencia de la «posibilidad razonable de influir en las víctimas y testigos en el marco de la investigación, que implica fundada sospecha que puedan realizar actos deshonestos hacia elementos de pruebas que servirán a la investigación».

Lea también

Foto de 'Incautan dólares falsos en allanamientos'
Foto de 'Hijo de concejala protagoniza choque vehicular'
Foto de 'Reportan hallazgo de dos cadáveres en Minga Guazú'
Foto de 'ACA se atribuye ataque de octubre a camioneta'

Comentarios