Se habla de
Libertad sufre, gana y pelea

Libertad sufre, gana y pelea

Libertad derrotó 3-1 anoche a General Díaz en Tuyucuá y continúa en la lucha por el título. Édgar Benítez fue determinante.

Édgar Benítez lideró la victoria del Gumarelo

A Libertad le costó en gran parte del partido. A pesar de la posesión y el dominio territorial, el local no tuvo jugadas bien elaboradas y claras en los últimos metros.

En la primera parte, Antonio Bareiro e Iván Franco tuvieron marca personal y no encontraron campo para desequilibrar.

El visitante tuvo una postura defensiva, pero fue incapaz para generar de contragolpe. Esta forma duró 34 minutos y se rompió con el 1-0. El “demonio” Bareiro tuvo espacio por primera vez dentro del área, asistió a Óscar Cardozo, quien definió mal. El rebote fue para Adrián Martínez, quien definió a gol, pero Enzo Giménez defendió sobre la línea.

En el último intento, el volante de General no pudo despejar y con mucho corazón, Iván Franco punteó el balón para anotar. La felicidad duró poco: Mejía controló mal al borde de su propia área, Ríos punteó y recibió una falta polémica que el juez Juan Gabriel Benítez sancionó penal. Pablo Meza se desconectó de la polémica acción y cambió por gol.

Cuando parecía que el trámite podía regresar a la monotonía, el segundo tiempo fue diferente. Abierto, emotivo y con propuestas ofensivas parejas. Pero el Gumarelo demostró categoría y carácter. Édgar Benítez y Bareiro fueron vitales. El zurdo asistió con un centro desde la izquierda para un cabezazo del diestro por derecha. Fue el 2-0. Segundos después, con la jugada por derecha, intercambiaron los roles Pájaro y Demonio para el 3-0 definitivo.

Libertad sufrió, pero ganó y sigue peleando por el título del campeonato.

Algo enérgico y de consejero

Más allá del análisis de lo que fue el triunfo de anoche, el técnico de Libertad, José Chamot, se hizo escuchar muy enérgico, con elogios hacia sus dirigidos, principalmente al “Pájaro” Benítez, y pidió desterrar “todo lo malo y los cuentos del fútbol”.

“Me gustó el equipo, los huevos que tiene para jugar al fútbol que siempre lo caracteriza. Estamos en una final, estamos segundos en el campeonato y a quien no le guste, que no le guste, lo siento”, afirmó el DT.

Cuando se le consultó la decisión del penal, suspiró profundo y dijo que “no me interesa ya, la verdad que duele muchas cosas, molesta, pero uno siempre tiene que esperar la buena fe del árbitro”.

Fuente: ABC Digital.

Lea también

Foto de 'Abogan por ley para el control del lavado'
Foto de 'Multa para Raúl Zapag y Ariel Martínez'
Foto de 'Paraguay se luce en Sudamericano'
Foto de 'Willy con un “Bravo” desafío en Juárez'

Comentarios