Los shoppings que cambiaron el estilo de vida de los esteños

Hasta no hace mucho, los esteños y sus visitantes tenían que indefectiblemente cruzar la frontera para ir la cine, compartir una merienda o sencillamente disfrutar de un paseo en un espacio cordial y seguro. La atractiva, ajetreada y muchas veces caótica Ciudad del Este hoy está preparada estructural y culturalmente para un nuevo estilo de vida y de entretenimiento.

Son 62 años de historia, tiempo en que Ciudad del Este ha desarrollado un cambio exponencial en cuanto a infraestructura. Aquella zona inhóspita, repleta de bosques, hoy es reemplazada por grandes edificios, centros comerciales, carreteras, viaductos y un gran movimiento comercial y cultural.
Pasaron los años, 30, 40, 50 y más, y a ese ritmo la ciudad fue creciendo a la vez en que iban surgiendo nuevas necesidades. Con el pasar del tiempo se generaron nuevos espacios, con un pequeño detalle: en su mayoría enfocado al público turista, no así a las familias esteñas. Esta situación dio paso a nuevos proyectos apuntando a ocupar ese espacio.
De esta necesidad, en julio del 2002 nace el Shopping Zuni, el primer centro con una perspectiva para el entretenimiento familiar, ofreciendo una amplia variedad de servicios como patio de juegos, patio de comidas, locales comerciales de varios rubros y eventos culturales los fines de semana. Con los años, específicamente en el 2012, llegó la habilitación del tan esperado cine, algo único para toda ciudad. Antes de esto, todo aquel que pensaba en asistir a una buena película en salas de cine, la única alternativa era ir a Foz, para muchos con la limitación del idioma portugués. Ubicado a 1.000 metros del microcentro, con este local se inició la cultura del “paseo por el shopping”. El estilo de vida de la gente estaba empezando a cambiar.
Más adelante, con la propuesta de un concepto innovador se instaló el Plaza Jesuítica, provocando entusiasmo en los esteños por proyectar un ambiente a cielo abierto, especial para compartir encuentros con la familia y los amigos. Su arquitectura colonial, con arcos Jesuíticos, imitando a los arcos de las Misiones Jesús de Tavarague, convierten este espacio en un punto obligado, no solo para los pobladores de la región sino también para turistas.
El Plaza Jesuítica cuenta con tres sitios de referencia en su establecimiento, la Plaza de la Palma, Plaza de la Estrella y Plaza de la Oliva conectadas por calles ajardinadas, que brindan aires de frescura a cualquier visitante. Su espacio amplio y amigable permite organizar eventos culturales, gastronómicos, de moda y hasta deportivos, dando así oportunidad a exponentes de diversas áreas.
Un café, almuerzo, merienda, cena, o tal vez una salida al cine, todo es posible en el Plaza Jesuítica, por su gran variedad de oferta de servicios. Locales nocturnos, parque de juegos para niños, consultorios nutricionales, gimnasio, puestos de comida saludable, comercios de prendas de vestir o artículos para el hogar y más se dividen en los más de 50 tiendas abiertas diariamente. A esto se suma el wifi por fibra óptica liberado para los asistentes, estacionamiento y seguridad controlada.
La dinámica de Ciudad del Este está en constantes cambios, impusalda por la particularidad de la tres fronteras y las exigencias del mundo moderno. El desarrollo de la región acompaña la nueva perspectiva de los esteños hacia un nuevo estilo de vida.

Facebook Comentarios


Las noticias minuto a minuto en tu celular...


Únase a nuestros grupos de WhatsApp de Lectores de Vanguardia...
GRUPO 1 | GRUPO 2 | GRUPO 3 | GRUPO 4 | GRUPO 5 | GRUPO 6