Sigilosa investigación a banda que vendía niños paraguayos

4515

Las autoridades brasileñas en cooperación con sus pares de Paraguay están investigando a una organización criminal que llevaba a criaturas paraguayas para venderlas en Brasil. El caso salió a la luz con el abandono de un niño de 1 años en una calle de Cascavel, tras una supuesta fallida adopción ilegal. La pesquisa se realiza con mucho sigilo.

Policías paraguayos de la División de trata de personas, además de representantes de la Secretaría de la Niñez se reunieron con policías federales, para cooperar en la investigación. La única detenida hasta el momento es la paraguaya María Concepción Ruiz Díaz, residente en Cascavel, Brasil.
Según los datos, la compatriota había llevado a tres menores del distrito de Liberación (departamento de San Pedro) hasta el territorio brasileño. Se trata de su sobrina Adriana, de 17 años, con su hijo Bruno Prieto y de otra sobrina Liz, de 10 años.
Los medios brasileños reportaron que el niño Bruno iba a ser entregado a una pareja a cambio de 700 reales (unos G. 1.650.000). El matrimonio había desistido de la idea al no obtener las documentaciones para una adopción. Ruiz Díaz sería la intermediaria de la transacción ilegal.
Antes de ser indagada por las autoridades, “María Paraguaia”, como es conocida Ruiz Díaz en Brasil, denunció ante el consejo tutelar que había encontrado al niño Bruno en la calle.
Sin embargo, luego esa versión fue descartada y el domicilio de “María Paraguaia” fue intervenido: una niña de 12 años y otra menor fueron encontradas en el lugar.
Ruiz Díaz fue procesada por tráfico internacional de niños y no se descarta que otras personas estén involucradas en el ilícito.
Los menores quedaron bajo custodia del consejo tutelar.

AYUDA

Mientras que los familiares de Bruno (1), Liz (10) y Adriana (17) pidieron a las autoridades nacionales ayuda para recuperar a los menores.
Angélica Ruiz Díaz, madre de Adriana y abuela de los otros menores, dijo que las criaturas se fueron a Brasil de paseo por 10 días y ese plazo ya se había cumplido.

SIGILO

Tanto el jefe de policía del Alto Paraná, comisario Walter Gómez, como el delegado de la Policía Federal en Foz de Yguazú, Brasil, Fabiano Bordignon, se mostraron muy cautelosos sobre los datos de la investigación. La reunión de ayer se realizó a puertas cerradas.
Gómez dijo que se manejan demasiadas hipótesis incluyendo de que la posible implicancia de los padres. “Se trataría de una red de adopción ilegal e incluso habría más víctimas. Lo que se busca determinar es que si la criatura fue comercializada por sus propios padres porque hay varias versiones. Si los propios padres están comercializando se convierte ya en otra situación”, expresó.
Bordignon añadió que la investigación se está manejando con mucho sigilo, pues requiere mucha atención por la gravedad del hecho del que se trata.

CRONOLOGÍA

A principios de octubre los menores fueron llevados a Brasil por María Concepción Ruiz Díaz
10 de octubre, Ruiz Díaz denunció que Bruno Prieto fue abandonado en la calle de Cascavel
21 de octubre, la última comunicación de los menores con familiares de Paraguay
El 24 de octubre, se descubrió que los menores fueron víctimas de trata de personas

Comments

Comentarios desde Facebook