Municipalidad es la responsable de la inundación, según Itaipú

15796

El paso a desnivel ubicado sobre la ruta VII en el km 5,5 de Ciudad del Este, se inunda cada vez que llueve en la zona. Las obras fueron construidas por la Itaipu Binacional e inauguradas en el año 2016.  Directivos de la binacional aseguran que el origen de la inundación está en las obras realizadas por la municipalidad en las inmediaciones, pero que no previeron sus propios desagües.

La obra fue realizada por la Itaipu Binacional e inaugurada en el 2016.

El viernes pasado la situación en el sector fue caótica luego de las lluvias intensas. El paso a desnivel quedó totalmente bajo agua e incluso algunos rodados quedaron atrapados. Luego de que descendieran las aguas, media calzada del paso quedó clausurado por un montículo de tierra y piedras que fueron arrastrados por las aguas.
El problema se repite a menudo y cada vez que se registra una intensa lluvia, el acceso ya queda prácticamente intransitable. En más de una ocasión, los vecinos reclamaron, se quejaron de las deficiencias de la obra, señalaron que la responsabilidad es de la Itaipú, que no previó este tipo de situaciones.
El director de coordinación de la Itaipu Binacional, ingeniero Pedro Domanizcky, manifestó que el problema se produce debido a que todas las avenidas adyacentes derivan sus raudales al sistema de desagüe del viaducto.

El paso a desnivel bajo el viaducto del km 5,5 queda totalmente inundado en cada lluvia.

Explicó que frente al paso a desnivel, el año pasado la Municipalidad de Ciudad del Este construyó un empedrado que no tiene un sistema de desagüe pluvial independiente, por lo que también los raudales de ese tramo van a desembocar en el sistema que ellos hicieron.
“Todos los raudales van a parar en nuestro sistema que no fue diseñado para tantos tramos. Nosotros cumplimos con nuestra parte pero la comuna debe construir más sistemas de desagües para que este problema se solucione. Es responsabilidad de la institución realizar las modificaciones necesarias para que ya no haya inundaciones en el lugar”, indicó.
Comentó que en cada lluvia, con la cantidad de raudales que se juntan, “se genera un efecto represa de agua abajo del arroyo que está en las inmediaciones y eso hace que el agua suba rápidamente”.
Lamentó que muchas veces se construyan nuevas obras pero sin analizarse bien todo lo que eso implica y sin coordinar con las entidades que también realizan obras en las zonas.
Aseguró que ahora van a tratar de coordinar los nuevos trabajos a ser realizados con representantes del órgano municipal, para dar una salida al inconveniente.

Comments

Comentarios desde Facebook