Zona primaria copada de campanas y vendedores

4139

La zona primaria del Puente de la Amistad está copada de campanas que avisan a los contrabandistas el momento oportuno para cruzar con las mercaderías ilegales. Además, el lugar está repleto de vendedores ambulantes, incluso en el medio de la pasarela internacional se instaló un mercadito, mientras en el lado brasileño la zona de control se mantiene impecable.

Mientras en la Aduana paraguaya del Puente de la Amistad impera la informalidad y el descontrol en el lado brasileño la zona primaria se mantiene impecable. Allí no se permite ningún vendedor ambulante y otras personas extrañas. Además de los agentes de la Receita Federal están los militares de la Fuerza Nacional brasileña, quienes efectúan el control. Los agentes de este órgano explicaron que el Ministerio de Hacienda de este país prohíbe la comercialización de cualquier tipo de producto en la zona primaria, pues es una zona exclusiva para la fiscalización a fin de evitar ilícitos como el contrabando, tráfico de armas, drogas y personas, además de lavado de dinero, entre otros.
Los militares explicaron que esa normativa se cumple al pie de la letra y no se permite la permanencia de personas extrañas. También dijeron que están al tanto de los “olheiros” como denominan a las “campanas” en la zona primaria del lado paraguayo. Estas son personas apostadas sobre el puente que se dedican a dar aviso a los contrabandistas cuando merman los controles, a fin de vulnerar el paso fronterizo transportando mercaderías ilegales. Desde agosto del año pasado, unos 50 militares están apostados en el Puente de la Amistad, lado brasileño, en el marco de un operativo denominado, “Frontera Integrada”.

UN MERCADITO
Además de las campanas, en el Puente de la Amistad pululan los vendedores ambulantes. Incluso en medio mismo de la pasarela, en uno de los miradores se montó un mercadito y los militares de la Base Naval ni siquiera se inmutan.
Esta informalidad es por la inacción del administrador de Aduanas Alberto David Reinaldi Ojeda y el comandante de la Base Naval de Ciudad del Este, Cap. N (DEM) Silvio Vargas Méndez.
En el lado brasileño también hay vendedores ambulantes pero ninguno está en la zona primaria, sino a unos metros de la cabecera del puente, más alejados de la zona de la aduana.

Intenso control militar

Los militares de la Fuerza Nacional del Brasil realizan intensos controles en la Aduana del Puente de la Amistad. En este agosto completarán un año del operativo denominado Frontera Integrada, ejecutado con apoyo de la Policía Federal para la represión de ilícitos fronterizos.
Unos 50 soldados diariamente participan del operativo e incluso tienen montado una base en la zona primaria, además de vehículos de combate. Igualmente, montan guardia sobre la pasarela internacional, en el paseo de los peatones para evitar asaltos y otros hechos punibles. La presencia de militares genera mucha aparatosidad en la zona fronteriza pero igualmente no cesa el tráfico de mercaderías ilegales.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp