Asfalto de Schuster y Zacarías con baches

1875

Una pavimentación asfáltica de G. 5.246 millones, durante la gestión de los exgobernadores cartistas Justo Zacarías Irún (ANR) y Fernando Schuster Salinas (ANR) está minada de baches a solo un año de la habilitación de la obra.
El 5 de julio de 2017 el entonces gobernador Zacarías Irún firmó un contrato con la empresa Constructora Acaray SA, representada por Rubén Bogarín Canale, para la pavimentación de un tramo de 11,5 kilómetros, que une la ruta VI con el casco urbano de Iruña, al sur de Alto Paraná.
El contrato fue en la modalidad plurianual 2017-2018 y por un monto de G. 5.246.182.318.
En diciembre de 2017, cuando la obra estaba en marcha, Zacarías Irún renunció para buscar un escaño en Diputados y en su reemplazo asumió Schuster Salinas para completar el mandato 2013-2018.
De esa forma la obra fue habilitada para el tránsito vehicular durante la gestión de Schuster Salinas en 2018.
A solo un año de la habilitación, el cotizado asfaltado se encuentra minado de baches, que exponen a accidentes a los automovilistas que circulan por la vía.
La semana pasada los concejales departamentales rechazaron la rendición de cuentas de Schuster Salinas por la precaria pavimentación asfáltica y por otras irregularidades en obras y compra de alimentos y neumáticos.
Schuster Salinas estuvo solo ocho meses al frente de la Gobernación, pero fue tiempo suficiente para embarrarse en varios escándalos de corrupción. El exgobernador interino impuso en su gestión la “yerba mate de oro” que compró a G. 21.350 el kilo y “fideo de oro” a G. 21.960 el kilo.
En su época de concejal departamental, Schuster también aprobó los sonados casos de “gallineros de oro”, “galletitas rompedientes” y obras mal hechas de la gestión del actual diputado Zacarías Irún.

Comments

Comentarios desde Facebook