Una interesante iniciativa

708

Las autoridades municipales de Ciudad del Este al parecer por fin se dieron cuenta de la necesidad de impulsar un trabajo conjunto, sin tener en cuenta credos ni banderías políticas para bregar por la situación económica de la ciudad.
La capital paranaense desde hace unos años viene experimentando una fuerte caída de su principal rubro de ingreso que es el comercio, sin que ningún organismo haya intentado al menos buscar una solución o alternativa.
Es así que año tras año se cierran más casas comerciales mientras algunos optan por emigrar a ciudades circunvecinas que experimentan un buen desarrollo económico.
El pasado jueves, a instancia de la Junta Municipal se realizó una primera reunión de la que participaron directores de las diferentes áreas de la Intendencia. El encuentro, sin embargo, no fue completo debido a que la persona con mayor poder de decisión como es la intendenta Sandra McLeod estuvo ausente.
Durante la reunión se habló de la necesidad de crear una comisión interinstitucional para combatir los casos de extorsion y estafa a turistas, dos males enquistados tanto en los entes de control como en los propios comercios. Los extorsionadores de los visitantes están disfrazados de policías, tanto nacional como municipal y turística, y muchas veces actúan inclusive con la complicidad de los supuestos comerciantes estafadores. Estos últimos son personas que se dedican al rubro y se aprovechan de la ingenuidad de los visitantes o del hecho que la mayoría viene de muy lejos y no tiene forma de reclamar cuando son víctimas de los vendedores sinvergüenzas.
Desde hace mucho tiempo se viene reclamando este involucramiento de las autoridades para buscar solucionar los problemas de la ciudad. Las pocas veces que se intentó llevar adelante una iniciativa similar, sin embargo, fracasó debido a la fuerte división política y el continuo enfrentamiento entre las autoridades.
En marzo pasado, por ejemplo se creó una Comisión Interinstitucional de Seguridad, integrada por la Policía Nacional, la Policía Turística y la Municipalidad. Sin embargo, hasta ahora poco o nada ha aportado.
Es de esperarse que esta nueva iniciativa de los responsables del bienestar de la población de Ciudad del Este, no termine en aguas de borraja. Desde hace años el sector comercial pide auxilio a gritos, pero nadie lo escucha. Si las autoridades no se unen para trabajar por la ciudad, la capital paranaense en poco tiempo se convertirá en un pueblo fantasma, o una ciudad fallida como muchas en el mundo, donde impera el crimen organizado y la población decente se reduce a pequeños barrios, por cuyas calles ni siquiera se puede caminar tranquilamente en horas del día.
Aunque sea incipiente aún, es plausible esta iniciativa. Ojalá las autoridades tomen en serio y hagan lo que se debe para que Ciudad del Este vuelva a recuperar su movimiento social y comercial de hace algunas décadas.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp