Estadista por error

1280

Decime Cartista, me chupa un huevo; pero hay que ser justos con el presidente. Nobleza obliga a resaltar algunos logros de su gobierno.
Como que, aún en momentos de crisis, la economía del país supo mantenerse estable, y hasta creció un poquito; ya que se dispararon las ventas de kerosen, 12×1, herraduras para caballos, balines de goma, gasas, apositos, compresas, bolsitas de hielo, hilos de sutura, y una serie de insumos farmacéuticos.
También tuvo un impacto importante en la educación cívica del pueblo; ya que nos obligó a todos a comprar una Constitución y a leerla hasta el final.
Ahora sabemos lo que significa una enmienda, y una reforma constitucional; sabemos hasta, cuándo se utiliza cada una de ellas, y para qué se utilizan.
Sabemos que tenemos el derecho a resistir por cualquier medio a nuestro alcance a los opresores y a los usurpadores del poder.
Despertó el furor de los jóvenes. Resucitó la solidaridad y el compañerismo entre sus hombres y mujeres.
Nos enseñó que juntos podemos luchar contra lo que sea, que podemos tener diferencias, pero que estamos unidos por nuestros sentimientos y nuestros ideales; que nada es más fuerte que nuestros sueños de un país mejor y más justo para todos.
Nos mostró que, si trabajamos juntos, podemos echar por tierra cualquier intención maligna por parte de cualquier multimillonario hacia nuestro país.
Hasta nos enseñó que no todos los que van a parar a la comisaría, son delincuentes; sino que algunos, pueden ser héroes.
Y que no hay balín de goma que duela más que ver a nuestro país padecer en manos de gente incapaz.
Gracias Horacio. Tu tiranía nos unió para luchar todos juntos por un país mejor.
Aunque en realidad, no deberías estar orgulloso de ello, porque sabemos que lo hiciste sin querer.
GRACIAS KAPE.

Por Bruno Saldaña

brunosaldanha86@gmail.com

Comments

Comentarios desde Facebook