Octubre no tan Rosa

729

Con bombos y platillos, el Ministerio de Salud recuerda todos los años el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, con una campaña denominada Octubre Rosa. En todo este mes organiza variadas actividades, ya sean charlas de concienciación, encuentros deportivos y hasta culturales, promoviendo la importancia de la detección precoz para salvar vidas.
Las demás instituciones del Estado también se llenan de decorativos de color rosa, en alusión a la campaña. Sin embargo, el Ministerio de Salud ha demostrado que no tiene la intención real de prevenir la enfermedad.
Irónicamente, en Alto Paraná los dos mamógrafos del servicio público de salud están inhabilitados por causa de averías. Uno de ellos está instalado en el principal centro asistencial del departamento, el Hospital Regional de Ciudad del Este, donde el aparato no funciona desde hace seis meses, dejando sin el diagnóstico a más de 30 mujeres por semana. Mientras que el otro, que está en el Hospital Distrital de Minga Guazú, tampoco funciona. En este caso, unas 60 pacientes se quedan sin el servicio semanalmente.
Antes que hacer promoción, gastando dinero en afiches y en lazos rosas que se reparten por doquier, se debería primero hacer que funcionen los mamógrafos, porque cualquier campaña que se realice no tendrá efecto si el Estado no brinda las condiciones para que las mujeres puedan acceder a un diagnóstico.
Mientras tanto, el ministro de Salud, Antonio Barrios está más preocupado en hacer campaña política de su candidatura al Senado por el movimiento oficialista, Honor Colorado, que resolver los problemas de la cartera que dirige. Promover el control sin facilitar los medios, es una tomadura de pelo, como muchos otros emprendimientos del gobierno, que no pasa de la mera propaganda.

Comments

Comentarios desde Facebook