Inadaptados con altoparlantes generan molestias a vecinos

3685

A diario arrecian las denuncias en las comisarías sobre la transgresión de la ley 1100/97 de la Prevención de la Polución Sonora. Las estaciones de servicios se convirtieron en puntos de concentración de los inadaptados, quienes con potentes equipos de sonidos torturan a los vecinos, ante la inacción de los propietarios de los locales y la complicidad de los policías.

Las estaciones de servicios se convirtieron en puntos de concentración de inadaptados que torturan a los vecinos con potentes equipos de sonidos.

Muchos son los reclamos que se registran en diferentes barrios de la zona. La policía realiza esporádicas intervenciones y en algunos casos, según las denuncias, los uniformados se desentienden de los reclamos, porque reciben coimas de los propietarios de los locales.
Residentes del edificio Mburucuyá, ubicado en el Km 7, se quejaron que de un tiempo a esta parte, la estación de servicio Petrobrás se llena de jóvenes que ponen sus vechículos con música a alto volumen, cualquier día de la semana. La mayoría de los residentes del edificio son trabajadores y estudiantes. “A la hora en que nosotros ya salimos para ir a trabajar, estos inadaptados están terminando recién su farra. Es una tortura”, se quejó una de las residentes del edificio.
A veces las patrulleras acuden a los llamados, pero otras veces no. En algunas ocasiones, según las denuncias, los automovilistas les dan una coima a los policías para no ser molestados.
Este fin de semana, la comisaría 1° procedió a la detención de una persona en una estación de servicios, ubicada sobre la av. Alejo García, en el barrio Catedral de Ciudad del Este. El joven se encontraba con música a muy alto volumen, dentro de su rodado y estuvo así desde la noche del viernes hasta las 9:00 o 10:00 de la mañana del sábado.
En otro caso, se produjo la detención de otra persona e incautación de automóvil realizado el domingo último, a las 00:30 aproximadamente, en la vía pública del barrio San Isidro, de la jurisdicción de la comisaría segunda. Se trata del automóvil de la marca Toyota modelo Premio, color blanco, chapa OAS-952 propiedad de José Fermín Palacios Riquelme. Dentro de la cajuela del vehículo se encuentra instalado un equipo acústico con el que se encontraba emitiendo sonido de música a alto volumen, lo que motivó la queja de los moradores.
El procedimiento quedó a cargo del agente fiscal de turno, abogado Marcelo Saldívar.

Comments

Comentarios desde Facebook