En intento de trabar proceso, Portillo plantea acción que no corresponde

2254

El diputado liberal Carlos Portillo presentó dos acciones judiciales en contra del juez Gustavo Amarilla por una investigación en su contra. Sin embargo, el magistrado no hizo lugar a los pedidos del legislador porque no corresponden jurídicamente.

Carlos Portillo, diputado liberal.

El parlamentario altoparanaense tiene más de siete títulos -entre ellos el de abogado-, pero conoce poco de leyes. El diputado está siendo investigado por tráfico de influencias, soborno, asociación criminal (todos en calidad de autor) y cohecho pasivo (como cómplice) por la fiscal Liliana Alcaraz, quien pidió su imputación al juez penal de garantías, Gustavo Amarilla.
El magistrado no hizo lugar aún a la imputación porque el diputado tiene fueros, que todavía no le fueron removidos. Sin embargo, en un “apuro”, Portillo presentó dos acciones: una llamada de “excepción territorial”, en la cual dice que Amarilla no debe estudiar el caso porque el supuesto hecho criminal ocurrió en Ciudad del Este y no en Asunción, y otro en que piden la nulidad de la imputación.
El juez Amarilla no hizo lugar a los pedidos porque, básicamente, Portillo no está imputado, por lo cual no puede anular una imputación que no existe y tampoco hacer lugar al pedido de “excepción territorial” porque Portillo aún no está jurídicamente procesado por la justicia.
Amarilla solicitó el pasado miércoles el desafuero del diputado Carlos Portillo, para su procesamiento.

EL CASO
El proceso contra Portillo se desprende de las publicaciones realizadas por ABC Cardinal referente a la difusión de audios en los cuales se escucha al diputado Carlos Portillo conversando con una mujer acerca de la obtención de una resolución favorable a un caso judicial, y en el que la persona de sexo femenino le menciona: ¿Cómo te puedo enviar …Depósito, giro, entrega? A lo que el diputado le responde: “…Voy a ver si alguno de mis familiares o amigos puede acercarse…”.
La fiscal Alcaraz se constituyó el jueves de la semana pasada en Ciudad del Este y tomó declaración testifical de Auda Fleitas, quien sería víctima del “apriete” del parlamentario liberal. En ese sentido,la mujer ratificó que le pidieron US$ 3.000 para arreglar una causa en su contra abierta por estafa y producción de documentos no auténticos. Por este caso también está imputada la abogada Lucía Ramona Escobar, quien habría presionado a la víctima para que pague el dinero solicitado a Portillo.

Comments

Comentarios desde Facebook