Alarmante inseguridad

1365

Los miembros de una familia de Minga Guazú vivió dos horas de terror cuando fueron víctimas del ataque de una banda de asaltantes, quienes no solamente se llevaron una gran cantidad de objetos de valor y dinero en efectivo, sino que también maltrataron física y sicológicamente a toda la familia. Lo peor del caso es que la misma policía procedió a revelar datos sobre la familia afectada que ya recibió amenazas de los delincuentes y están nuevamente expuestos a la terrorífica inseguridad que impera en nuestra zona.
Hace solamente dos días, los pobladores de Minga Guazú salieron una vez más a la calle para solicitar una patrullera debido a que la que tenían está descompuesta desde hace dos meses. Los vecinos venían encargándose del costo de la reparación del vehículo.
No hace mucho la policía y las autoridades locales promocionaron la instalación en la zona del grupo de policías motorizados denominado Lince, cuya efectividad hasta ahora no se pudo notar, dado que a diario suceden asaltos, ataques de motochorros y otros tipos de delincuentes que mantienen en zozobra a la población.
Es vergonzoso y lamentable que una población tan importante como Minga Guazú esté clamando por un vehículo como una patrullera cuando que a diario vemos cómo los funcionarios públicos ostentan lujosas camionetas, compradas con dinero de los contribuyentes, para sus actividades particulares.
Nuestra región tiene que tener un tratamiento especial en lo que se refiere a la seguridad por ser una zona sensible para la soberanía y el control de los crímenes transfronterizos. Es penoso cuando nuestros uniformados deben estar apelando a la solidaridad de vecinos para movilizarse. No se pueden esperar resultados en medio de tantas precariedades.
Al mismo tiempo, la institución uniformada debe seleccionar mejor a sus oficiales que serán destacados en la región. Los pobladores de Alto Paraná ya están cansados de los funcionarios que utilizan la zona como una oportunidad para enriquecerse con la plata fácil. Los policías son los primeros ubicados en esa lista, cuando vienen a ponerse al servicio de los delincuentes o aliarse con bandas mafiosas para sacar provechos personales. En esas condiciones, tampoco tienen autoridad moral ante la sociedad y no pueden ofrecer garantías. Se está yendo un gobierno que fracasó rotundamente en materia de seguridad, esperemos que las próximas autoridades aprendan de los errores y tomen las medidas correctivas.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp