Bitrenes de la discordia

1306

Desde la semana pasada los camioneros paraguayos están apostados en piquetes en diferentes puntos del país, en protesta por la autorización del Ministerio de Obras Públicas, para el ingreso de los camiones bitrenes al país. Este tipo de transporte es utilizado en países de elevada producción agrícola y gran extensión territorial como Estados Unidos, Australia, Sudáfrica y Brasil. Tienen una capacidad de carga de 75 toneladas, lo que significa más del doble de lo que puede transportar un camión común. En la Argentina se autorizó el ingreso en el 2016, también con algunas polémicas, pero es innegable las ventajas para los productores sobre la utilización de este tipo de transporte en cuanto al ahorro de combustible y capacidad de carga.
Los camioneros paraguayos argumentan que de la noche a la mañana el MOPC autorizó el ingreso de este tipo de vehículo y constituye una competencia desleal para los transportistas paraguayos, quienes con esto perderían competitividad y estarían en riesgo miles de puestos de trabajos.
Se puede criticar que los camioneros estén obligando a sus demás colegas a plegarse a la movilización y con ésto se está perjudicando tremendamente a la economía y sobre todo, lo que se refiere a abastecimiento de productos. Al final terminará toda la sociedad pagando las consecuencias de esta medida.
Sin embargo, los movilizados no dejan de tener razón y se llega a este tipo de situaciones cuando los responsables de administrar las instituciones de la república pierden toda autoridad moral, como consecuencia de sus manejos desprolijos, o para llamarlo más directamente a consecuencia de sus sinvergüencerías. El ministerio de Obras Públicas, a cargo de Ramón Jiménez Gaona, y con ella toda la administración Cartes, hace tiempo perdió toda credibilidad en sus actuaciones porque todas las concesiones tienen tufo a negociados o de privilegios a clanes de amigos y familiares.
En este caso sospechosamente, de la noche a la mañana se cambiaron las reglas de juego para los camioneros paraguayos y se deja un mar de dudas sobre las reales intenciones al aprobar el ingreso de los bitrenes. Nunca hubo una discursión previa, ni siquiera un análisis ni un debate público sobre las ventajas y las desventajas de autorizar este ingreso, ni se le dio participación a los representantes de los gremios camioneros.
Esto porque, como ya lo dijimos, desvergonzadamente el gobierno de Cartes y sus gerentes lo vienen haciendo, casi todas las concesiones y adjudicaciones de obras públicas o licitaciones tienen tufos a negociados y de privilegios para las empresas vinculadas al grupo empresarial familiar que administra el país. Ahora, toda la sociedad está pagando las desprolijidades de Cartes, Jiménez Gaona y otros gerentes.

Comments

Comentarios desde Facebook