Resto de cohete cae en Paraguay

1297
El objeto fue encontrado en Canindeyú.

Una esfera metálica que forma parte de un cohete lanzador de satélites fue encontrado en Canindeyú el pasado domingo. Formaba parte de las “bolas de fuego” que fueron vistas por muchos paraguayos durante la noche del sábado.
En la madrugada del sábado muchas personas pudieron apreciar desde gran parte del país unas “bolas de fuego” en el cielo. Las mismas formaban parte de la reentrada a la atmósfera y desintegración de un cohete lanzador de satélites.
Según el astrónomo aficionado Nicolás Masloff, minutos después, en Canindeyú un grupo de gente escuchó un fuerte estruendo. En la mañana encontraron una esfera metálica de “origen desconocido” en un pequeño cráter.
El profesor Blas Servín recibió las fotografías del objeto y para confirmar su teoría consultó con Masloff si el objeto podía estar relacionado con el cohete chino. Ambos confirmaron que se trata de un tanque de titanio usado para almacenar hidracina. Pesa casi 7 kilos.
Según Masloff, la hidracina es altamente inflamable, combustiona muy fácilmente incluso a temperatura ambiente y es altamente tóxica. Puede producir quemaduras en la piel e irritaciones y también afectar gravemente a los ojos, hígados, riñones y al sistema nervioso, e incluso provocar la muerte si se produce una exposición aguda.
Normalmente el contenido de tanques es utilizado completamente, por lo que caen vacíos (como parece ser este caso), sin riesgo aparte del impacto en sí. Finalmente terminan siendo piezas comunes en museos.
El cohete chino CZ-3B/G2, del cual proviene este tanque, fue lanzado el 17 de diciembre para poner en órbita el Alcomsat-1, el primer satélite de comunicaciones de Argelia.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp