Otra perla del Ministerio Público

913

El fiscal Edgar Torales, quien investiga un supuesto caso de nepotismo en la municipalidad de Presidente Franco, dejó en evidencia su tremenda ignorancia de las leyes de la República. En un oficio dirigido al intendente de aquella ciudad, Torales le intima a que remita una copia de “la ley Orgánica del municipio a su cargo”.
Presumiendo que el fiscal Torales firmó el oficio redactado por algún asistente, el hecho no deja de ser grave, porque sería un terrible caso de negligencia, que pone en duda todos los procedimientos que están a su cargo. Quiere decir que el agente de marras firma cualquier cosa que se le presenta.
En caso de que hubiese leído el texto y que efectivamente esté solicitando la “copia de la ley orgánica de un municipo”, quiere decir que Torales no conoce siquiera la prelación de las leyes y no diferencia entre lo que es una ley, una ordenanza o una resolución. O peor aún, no sabe siquiera lo que es una ley y la organización del Estado Paraguayo. Los municipios no tienen leyes, sino ordenanzas y resoluciones, algo que sabe un estudiante del primer curso de Derecho.
El fiscal Torales acumula en su negro historial por esta zona un rosario de cuestionamientos, como sus procedimientos extorsivos de alcotest. Acosado por este tipo de denuncia precisamente había sido trasladado de Ciudad del Este. Además, fue uno de los primeros que tuvo una dudosa participación en el caso de lavado de dinero conocido como el “caso Forex”. Torales también fue denunciado por un posible enriquecimiento ilícito pero en ese caso fue blanqueado nada más y nada menos que por Javier Díaz Verón, quien ahora está siendo denunciado por el mismo delito.
No es la primera vez que un agente de la zona exhibe su lamentable nivel de preparación. Cuando se había desatado para persecución contra Paraguayo Cubas, Celso Miranda y Jorge Brítez, también se había hecho público un oficio plagado de errores gramaticales.
En el caso del fiscal Torales es aún mucho más grave, porque estamos hablando del desconocimiento de cuestiones legales elementales. La ley N° 3759/09, que regula el funcionamiento del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, habilita la destitución de jueces y fiscales por ignorancia de las leyes. El artículo 14, inciso g, de la ley 3759 explícitamente menciona que la ignorancia de leyes significa un mal desempeño de funciones y que autoriza la remoción de magistrados judiciales y fiscales.
Pero es seguro que no pasará nada porque Torales está complaciendo a sus padrinos locales, llevando adelante una imputación a la persona que denunció a dos intendentes por graves hechos de corrupción. Mientras sea útil a los protectores sinvergüenzas seguirá anclado en el cargo. Una vergüenza.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp