Increíble indolencia

607

Desde hace tiempo un grupo de funcionarios del Hospital Distrital de Presidente Franco viene realizando varios reclamos para exigir el pago de salarios atrasados. Según las denuncias, son 14 empleados los afectados que no cobran desde hace cinco meses.
En varias oportunidades realizaron advertencias de que adoptarían medidas más drásticas si no obtenían respuestas y efectivamente ocurrió que no tuvieron respuesta y apelaron a una huelga. Lo peor del caso es que ni siquiera la medida extrema logró un resultado positivo, porque siguen sin cobrar, y aunque todavía continúan en la incertidumbre ayer decidieron levantar la medida de fuerza.
Según el licenciado Marcelo Giménez, administrador del hospital, los afectados son contratados del Consejo Local de Salud y no cobran porque el Ministerio de Hacienda no está liberando los fondos de equidad para el pago. Los funcionarios afectados prestan servicios en el área de farmacia, admisión, cocina, limpieza y radiología del hospital distrital y también hay una funcionaria sanitaria que presta servicios en la Colonia Paraná Poty, de Puerto Península, que aguarda cobrar su sueldo.
Son 14 familias que desde hace cinco meses no están recibiendo el salario, para llevar el pan a la casa. Sin embargo, ninguno de los sinvergüenzas que ahora se vanaglorian de tener línea directa con el presidente y prometen “el oro y el moro” en el marco de la campaña electoral, se ha dignado en demostrar aunque sea un poco de solidaridad con las familias afectadas y procurar destrabar este conflicto.
La situación de los funcionarios del hospital de Presidente Franco también es el reflejo de la indolencia y la desidia del gobierno de Horacio Cartes, que en cinco años de gobierno no ha logrado ninguna mejoría en el servicio sanitario y que aún así, pretende continuar en el poder.
Es vergonzoso que además de las precariedades que históricamente vienen arrastrando nuestros hospitales, los funcionarios tengan que ser sometidos a semejante humillación y degradación. Para las autoridades regionales y los supuestos líderes regionales estos compatriotas que están pasando por este terrible drama, simplemente no existen. Ellos están preocupados en cómo seguir engañando a la gente para que puedan continuar en el poder y mantener sus privilegios y negociados. Por supuesto que nunca afrontarán lo que significa estar cinco meses sin ingresos, que es lo que están sufriendo estas familias, por eso no forma parte de sus prioridades. Es el reflejo del nivel de importancia que le brindarán a los problemas sociales cuando estén en el poder. Para tener en cuenta.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp