Nada para festejar

868

Hoy se recuerda el Día Mundial de la Salud. Como siempre, no hay nada que festejar, según lo reconocen los mismos responsables de la salud en la región. En el marco de su campaña proselitista para seguir prendido del poder político, el presidente Horacio Cartes vino a inaugurar pomposamente un cascarón vacío en el Instituto de Previsión Social. En pocos días volverá nuevamente a la región siempre haciendo proselitismo con obras concretadas con el dinero de todos los contribuyentes, esta vez para inaugurar la ampliación de la avda. Perú.
Desde aquella inauguración del Hospital del IPS, el servicio no mejoró nada. Los mismos funcionarios siguen quejándose de las lamentables precariedades que afrontan día a día para ofrecer sus servicios. Los aportantes, deben todos los días padecer la humillación y la tortura de madrugar desde la una de la mañana para conseguir un turno en alguna especialidad. Luego de esperar horas, muchos no logran una consulta porque “ya no hay más turno”. A eso se suma la falta de medicamentos, que tienen que comprar y la falta de profesionales.
En nuestro departamento siguen muriendo madres y niños, porque no hay ambulancias para trasladar pacientes y en los puestos de salud del interior tener médicos y medicamentos es un verdadero milagro.
Vergonzosamente, muchos hijos de paraguayos a diario nacen en hospitales del Brasil y de la Argentina en los distritos fronterizos y tienen la nacionalidad de esos países, porque el Estado Paraguayo no les garantiza un servicio de calidad, como lo consiguen en los países vecinos.
Esta semana nomás publicábamos el caso del hospital de Pte. Franco donde los limpiadores debieron hacer una huelga para cobrar parte de sus cinco meses de salarios atrasados. Y los médicos debían terminar sus cirugías y proceder a limpiar ellos mismos la sala para continuar con las intervenciones.
Los responsables de estas vergonzosas precariedades son los que ahora van recorriendo todo el país y con grandes actos y derroche de dinero están promocionando sus candidaturas para seguir en el poder. Cuando los ciudadanos depositen sus votos en las urnas deben recordar a quienes permiten que los compatriotas sigan muriendo en los pasillos de hospitales, sin camas, sin médicos y sin medicinas. Solo con autoridades patriotas se logrará dignificar a los ciudadanos y ofrecerles una asistencia sanitaria digna.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp