Combate a la corrupción

504

La fiscal de delitos económicos Estefanía González imputó y pidió prisión para el ex fiscal general del Estado Javier Díaz Verón, por el delito de enriquecimiento ilícito. El ex hombre fuerte del Ministerio Público y su esposa María Selva Morínigo manejaron montos millonarios en los últimos años, sin que puedan justificar convenientemente el origen de los mismos. La pareja, de origen humilde y siendo ambos funcionarios públicos, invertía en empresas, ganado, adquiría vehículos de alta gama y ralizaba viajes de placer.
La vida que llevaban los Díaz Verón, y todo lo que desnudó ahora la investigación fiscal muestra el nivel de impunidad del que evidentemente creían gozar. Una vez más si no fuera por la prensa que se hizo eco de su sospechoso bienestar económico, el exfiscal en estos momentos estaría tranquilo en su casa disfrutando de la fortuna que amasó, quién sabe con cuántas turbias acciones. No contó con que alguna vez la institución de la que formó parte por tantos años, terminaría investigándolo y pidiendo ordenar su detención y prisión.
Hace tiempo que se espera que el Ministerio Público dé una señal de que va a cumplir el cometido para el que fue creado. La fiscal General Sandra Quiñónez inclusive en esta oportunidad, destituyó de su cargo a dos subordinados suyos que intentaron blanquear a Verón. Ellos son la fiscal adjunta Alba Cantero, y al funcionario de Laboratorio Forense Emilio Fernández Núñez.
La ciudadanía de Alto Paraná espera que este repentino viento de esperanza que sopla desde la Fiscalía, llegue a Ciudad del Este donde la mayoría de los representantes del Ministerio Público están salpicados de hechos de corrupción.
El Colegio de Abogados del Alto Paraná había denunciado la existencia de una estructura corrupta encargada de blindar a narcotraficantes, evasores, contrabandistas, lavado de dinero, venta de armas, casas de cambios clandestinas, falsificaciones, protección al ingreso de mercaderías sin control en el Aeropuerto Guaraní, entre otros delitos.
Había solicitado a la fiscal general Sandra Quiñónez iniciar una profunda investigación, sin embargo, hasta ahora las denuncias cayeron en aguas de borraja. Sandra Quiñónez debe saber que en Ciudad del Este hay varios Díaz Verón que también merecen castigo. Es de esperar que la investigación a Díaz Verón, su imputación y pedido de captura no sea solamente una cortina de humo o una pantalla, como muchos ya están adelantando y que realmente sea el inicio de un proceso serio de combate a la corrupción. Mientras la administración de Sandra Quiñonez no de muestre a la sociedad de la seriedad de su gestión llegando hasta las últimas instancias con el caso Díaz Verón, la ciudadanía seguirá pensando que solo es más de lo mismo y que está al servicio de los sinvergüenzas que destruyen el país.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp