Cucho defiende a Ulises Quintana

17989

“El pecado de Quintana fue no tener la plata para pagar una camioneta 2008”, dijo Reinaldo Javier Cabaña, alias Cucho, antes de su ingreso al departamento de Judiciales. Cuestionó el procedimiento judicial y pidió analizar “abusos” a los que es sometido.

Quiso defender al diputado Ulises Quintana, en cuyo poder se encontraba una camioneta a su nombre. Sin embargo, al ser consultado sobre las llamadas interceptadas por la Senad en que, según datos extraoficiales, se escucha a Cucho pedirle al diputado que interceda para liberar a su secretario privado Diego Medina Otazú y un paquete de US$ 190.000 que habían caído en una barrera policial, el acusado bajó la cabeza y entró en la sede policial.

Quintana habría enviado emisarios y, pese a lograr el cometido de liberar a Medina Otazú, Cucho le habría reclamado posteriormente la “poca efectividad de su mediación”, ya que igualmente habrían tenido que pagar coima. Por ese procedimiento fueron imputados el Crio. Celso Ortega, hoy apartado de la Policía y otros uniformados.

También cuestionó el proceso judicial en su contra, casi en la misma línea que atacan sus abogados. “¿Ustedes creen que está siendo justo el proceso judicial? ¿O yo nomás no entiendo? ¿Yo nomás entiendo de derecho? ¿O ustedes entienden de derechos? ¿Ustedes están de acuerdo con encerrarme 12 horas? ¿Despojarle a mi hijo de una casa que mi mamá compró en 1992, cuando yo tenía 7 años?”, cuestionó Cucho, que tras cumplir los trámites en el departamento Judicial de la Policía será trasladado enfrente, a la Agrupación Especializada, donde guardará reclusión.

“¿Ustedes no se dan cuenta de lo que está pasando? Estudien, por favor”, insistió, visiblemente exaltado el acusado de narcotráfico y otros delitos que extrañamente -contrario a cualquier otra persona- prefiere ir a una cárcel común antes que a la Agrupación Especializada.

Fuente: ABC DIGITAL

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp