Policías municipales provocan embotellamiento para coimear

17718

El esquema de coima de los agentes de tránsito municipales sigue funcionando a la perfección en el centro de Ciudad del Este. Allí los policías de tránsito cortan el tráfico y crean el caos, la ciudad colapsa y se forma un embotellamiento infernal hasta el Puente de la Amistad. Allí entran en acción los “guías” turistas que cobran G. 100.000 para acortar la fila por las avenidas paralelas. Periodistas de nuestro diario documentaron ayer, una vez más, el operativo.

Este agente de tránsito municipal fue el encargado de dar vía libre ayer hacia el Puente de la Amistad. Previo cobro a los guías.

Una vez que la fila con dirección al puente por la ruta internacional llega a la rotonda reloj, los guías turistas entran en acción. Se acercan a los automovilistas y les advierten que la fila está inmóvil para cruzar hacia Brasil y que perderían de dos a tres horas. Allí les ofrecen una alternativa, llegar al puente por las avenidas paralelas pero con un costo. La joven que ofreció cortar la fila ayer a periodistas de este medio pidió G. 100.000 para guiarlos por la avenida Monseñor Rodríguez.
La misma contó detalles de cómo operan, explicó que tres zorros están apostados a cien metros de la cabecera del Puente de la Amistad, sobre la avenida Monseñor Rodríguez, desde allí no se permite ingresar al puente para evitar embotellamiento. Salvo que pagues el citado monto para que los zorros te den luz verde. Allí se llega por la calle Rubio Ñu, unos metros antes, la joven que había abordado el automóvil de los periodistas, se baja, conversa con uno de los policías apostados en el lugar y da la señal para seguir por la avenida Moseñor Rodríguez, a solo cien metros del Puente de la Amistad.

El caos que se genera sobre la ruta internacional es utilizado para poner en marcha la rosca de recaudación de coima. Llamativamente, en el sentido Brasil-Paraguay, no se registra ninguna fila.

Ese mismo esquema es utilizado por centenas de taxistas, trabajadores de transporte alternativo como furgones y hasta los buses de turismo para evitar la fila de la ruta internacional. La joven contó que estos trabajadores hacen un pago semanal a los policías de tránsito. Para las 09:30 de ayer, la joven ya había acompañado a unos 12 automovilistas, es decir, la recaudación ya había llegado a G. 1.200.000. Solo una de las guías. Hay como 15 en la rotonda Oasis.

MISMO ESQUEMA
Este mismo esquema funciona al otro lado de la ruta internacional, por la avenida Emiliano R. Fernández. Allí también es prohibido girar hacia el puente, salvo el pago de la respectiva coima.
El esquema involucra a los guías turistas contratados por la Municipalidad de Ciudad del Este para orientar a los visitantes de la ciudad, otros captadores de clientes que cobran comisiones a los comercios y los policías de tránsito municipales. Este esquema ya habíamos publicado en febrero pasado. El director de Tránsito en aquel momento Silverio Méndez había negado la existencia del esquema. Diariamente los automovilistas deben esperar hasta dos horas en la fila antes de llegar al puente. Para comprobar que el embotellamiento es provocado bastaría mirar el tránsito al trasponer el puesto de la aduana, no hay congestionamiento sobre el puente.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp