Fernández Lippmann ya está preso en Tacumbu

1924

El exsecretario del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), Raúl Fernández Lippmann, se presentó ayer ante la justicia y se declaró inocente. Fue enviado a la Penitenciaría de Tacumbú, tras su audiencia de imposición de medidas donde se dispuso su prisión preventiva.

Raúl Fernández Lippmann se presentó ante la justicia.

“Soy inocente. Cien por ciento inocente”, fueron las palabras del imputado por los hechos punibles de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, tras salir de la audiencia, que se prolongó por casi dos horas.
El abogado Álvaro Arias sostuvo que al teléfono de su cliente se le introdujo un micrófono extra a través del cual se grabaron las llamadas que luego fueron filtradas, lo que dio origen al proceso que soporta.
Sobre sus cuentas congeladas, el letrado dijo que Fernández Lippmann tiene la manera de justificar la obtención de ese dinero, aunque no adelantó detalles sobre el origen. Teniendo en cuenta sus ingresos con los fondos con que cuenta, la Fiscalía lo imputó por sospechas de un origen ilegal.
Por su parte, el juez Gustavo Amarilla, ante quien se realizó la audiencia, justificó que Lippmann debe ir a la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, pese al pedido de la defensa de ser recluido en la Agrupación Especializada.
Fernández Lippmann, durante la audiencia, brindó una extensa explicación sobre el temor que existe con respecto a su vida y su integridad física en caso de ser recluido en una penitenciaría nacional, fundamento para el pedido de prisión domiciliaria, o bien, ser derivado a la Agrupación Especializada de la Policía, a pesar de que no está habilitada como penal.
Sin embargo, el juez determinó que el sitio natural de personas sometidas a procesos ordinarios son las penitenciarías nacionales; incluso hay un fallo del Tribunal de Apelaciones que establece esta medida. No obstante, el Magistrado anunció que remitirá una nota a la Dirección de Institutos Penales, asentando la preocupación del imputado y su abogado.
El exsecretario del JEM ingresó a Tacumbú pasada las 15:30 y tras realizársele la inspección médica, se le dio su número de recluso, el 3.373, y fue destinado al pabellón de observación, informó el director de la cárcel, Luis Villagra. Estará entre unos 500 reclusos en el citado pabellón.
El pasado 27 de diciembre, la fiscal Victoria Acuña presentó imputación contra el sindicado por los hechos punibles de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, procesos que se desprenden de las conversaciones filtradas en un compendio de centenares de audios.
A raíz de este proceso abierto, se ordenó el congelamiento de sus cuentas y tarjetas de crédito, además de inhabilitarlo a hacer cualquier adquisición o enajenación de bienes.

Comments

Comentarios desde Facebook