América latina busca integración contra el flagelo del contrabando

591

Representantes públicos y privados de 15 países de América Latina buscan coordinar estrategias para combatir el flagelo del contrabando. Este ilícito pone en riesgo a toda la región por fomentar y financiar el crimen organizado. El tema fue debatido en Brasilia en el marco del IV Encuentro de la Alianza Latinoamericana Anticontrabando ALAC.

Tanto en las ponencias como en las reuniones sectoriales y transversales, los participantes coincidieron en la necesidad de articular acciones conjuntas, pues el contrabando está afectando no solamente la economía de los países de la región. Además, advirtieron que este ilícito trae aparejado varios otros crímenes transnacionales y se ha convertido en una fuente de recaudación, por ser altamente rentable y de bajo riesgo, por la baja pena que se les impone a los contrabandistas.
Alexandro Candeas, director del Departamento de Asuntos de Defensa y Seguridad del Ministerio de las Relaciones Exteriores de Brasil manifestó que los crímenes y la falta de seguridad son incompatibles con el desarrollo. “La corrupción, el robo, el tráfico de droga y arma, el lavado de dinero y las acciones de facciones criminales que no solo se regionalizaron sino se globalizaron. Entre ellos, el contrabando es una actividad de alto rendimiento y bajo riesgo que capitaliza esos grupos criminales con dominio territorial, sobre todo en la frontera”, aseguró durante el cierre del evento.
Además del contrabando de textiles, metales, calzados y otros productos, el contrabando del cigarrillo fue puesto en relevancia. Esto considerando que encabeza el volumen de productos contrabandeados y es el más rentable. Incluso fue presentado un informe sobre el comercio ilícito en la Triple Frontera, en la misma se destaca que los cigarrillos producidos por la empresa del ex presidente de la República, Horacio Cartes son los que acaparan el mercado ilegal brasileño.
Para Edson Luiz Vismona, presidente del Instituto Brasilero de Etica Concorrencial ETCO que organizó el encuentro, el contrabando de cigarrillo es el principal financiador del crimen organizado como las facciones criminales PCC y Comando Vermelho de Brasil que se están expandiendo hacia Bolivia y Paraguay.
Candeas dijo que se necesita luchar de forma contundente e integrada contra el crimen organizado. Ser más eficientes y ágiles que los criminales, además de utilizar tecnologías eficaces. Esta lucha no solo se debe hacer de parte de gobierno sino también de parte del sector privado y sociedad civil, según añadió en coincidencia con los demás expositores del encuentro.
“El contrabando y todos sus crímenes conexos están diseminados en toda la región de la frontera traen perjuicios económicos y sociales en la región. Veo con alegría la participación de estos 15 países de esta región que compartieron sus dificultades y su potencial de cooperación ante la necesidad de respuestas a este flagelo de contrabando a partir de la conversión y de la integración regional”, finalizó.
El encuentro de ALAC se realizó durante los días martes y miércoles pasado, en Brasilia. Fueron dos días de ponencias con expertos de varias especialidades y enfoques, además, fueron organizados grupos de trabajos para analizar la situación y presentar propuestas de combate.

PARTICIPACIÓN PARAGUAYA

Paraguay no integraba la ALAC pero representantes del sector público y privado participaron por primera vez del encuentro anual. Según la organización, en los anteriores encuentros, durante el gobierno de Horacio Cartes, se habían enviado invitaciones a los representantes paraguayos pero es la primera vez que nuestro país es representado ante la organización.
Estuvieron presentes representantes de la Aduana, MIC y la UIP. El jefe de Gabinete de la Unión Industrial Paraguaya UIP, Luis González manifestó el interés del gremio de integrar la alianza. Los miembros y directivos de ALAC se mostraron abiertos, pues los países no requieren de ni ninguna membresía para integrar la alianza, pues son miembros voluntarios mediante sus representantes públicos y privados.
Durante el encuentro fue notorio que los exponentes solo hayan mencionado a Paraguay como un país emisor de productos de contrabando y nadie mencionó que mercaderías provenientes de Brasil como pollo, hortaliza, calzados y otros están aniquilando a las inductoras locales. No obstante, reconocieron que todo contrabando, de un lado u otro siempre perjudica pues los contrabandistas crean rutas que también se usan para el tráfico de drogas y armas.

Comments

Comentarios desde Facebook

Lectores de Vanguardia

Invitación a Grupos de WhatsApp